El ayuntamiento de Icod debe más de 340.000 euros a sus trabajadores

Icod de los Vinos

El Ayuntamiento de Icod de los Vinos debe más de 340.000 euros a funcionarios y trabajadores municipales, según reconoció ayer al periódico El Día el alcalde, José Ramón León (Somos Icodenses-NC). Esta cantidad corresponde a ayudas sociales previstas en el convenio, que no se abonan desde 2015, y a actualizaciones salariales no aplicadas en 2017 ni en 2018. Además, hay varios procesos judiciales abiertos con trabajadores municipales, cuyo importe aún no está calculado.

El alcalde León aseguró que la intención de su grupo de gobierno (SI-NC-PP-PSOE-Cs) es pagar la mayor parte de estos atrasos con cargo al presupuesto municipal de 2019, que se encuentra actualmente en tramitación.

“La situación no es cómoda, pero recibimos en agosto de 2017 una herencia tremenda de deudas, que no hemos podido resolver por el efecto de las leyes estatales, que no nos permiten destinar recursos disponibles, y por la falta de personal”, explicó.

“La inmensa mayoría de esta deuda corresponde a gobiernos anteriores, lamentó. Nosotros ya habíamos incluido en el presupuesto de 2018 una cantidad suficiente para saldar estas deudas, pero la ausencia durante meses del secretario y del interventor, unida a la evidente falta de personal del consistorio, nos impidió abonar esas cantidades antes de la finalización del año y ahora estamos buscando la fórmula para poder pagar lo antes posible”.

De esa deuda, unos 240.000 euros corresponden a esas ayudas sociales y complementos, y unos 100.000 euros a los incrementos salariales, detalló el alcalde.

Réplica sindical

El Sindicato de los Trabajadores Canarios y sus Administraciones Públicas (Stap) considera “decepcionante” la respuesta de José Ramón León y recuerda que “el ayuntamiento tampoco cumple un número indeterminado de sentencias judiciales condenatorias que ni el propio alcalde es capaz de precisar ni cuántas son, ni cuál es su importe total”.

Stap advierte de que “las reiteradas promesas de pago hechas por el Ayuntamiento de Icod no se han cumplido y, lo que es más grave, el consistorio no ha reconocido oficialmente toda la deuda, lo que ha hecho que una parte correspondiente a ayudas sociales pudiera haber prescrito”.

Según Stap, “el propio interventor municipal reconoció que en el presupuesto municipal de 2018 quedaron 550.000 euros para gastos de personal sin utilizar”.

Este sindicato considera grave que “la única solución que el alcalde ofrece para una deuda con los empleados que se arrastra desde 2015 sea seguir esperando”, por lo que no descarta pedir su dimisión si no resuelve el problema.

Fuente: Periódico El Día