Denuncian la existencia en Icod de un vertedero ilegal en pleno monte

Icod de los Vinos

Un paseo por el monte puede deparar sorpresas muy desagradables, como encontrar un auténtico vertedero ilegal entre la vegetación, con decenas de neumáticos, cubos de plástico, cocinas, altavoces, maceteros, una nevera y otros muchos residuos abandonados en plena naturaleza. Esta importante acumulación de basuras fue denunciada a través de la red social Facebook por Noelia Felipe, quien compartió tres imágenes del lamentable espectáculo con el que se tropezó el domingo «un amigo que iba a recoger pinocha» cerca del depósito de agua de Las Abiertas, en Icod de los Vinos.

Las imágenes, compartidas más de 337 veces en apenas 24 horas, mostraban una estampa desoladora: más de 22 neumáticos usados, algunos aún con las llantas, junto a varios cubos de plástico, toldos, cajetines, maletas, restos de vallas, una cocina, una nevera, lo que parece ser un congelador, macetas, barandillas, ventanas y hasta restos de poda que algunas personas decidieron cargar en algún vehículo para abandonarlos en pleno monte.

El periódico El Día contactó con el Ayuntamiento de Icod de los Vinos, que no tenía conocimiento de la existencia de este vertedero ilegal cercano al depósito municipal de agua de la zona.

Fuentes del grupo de gobierno (Coalición Canaria-Ciudadanos), que preside el nacionalista Francis González, aseguraron que se había dado «orden inmediata» a los servicios de limpieza para que retiraran inmediatamente todos los residuos de la zona.

El gobierno local lamenta estas faltas de civismo y recuerda que existen lugares habilitados para la recogida de este tipo de desechos.

Las imágenes han generado numerosos comentarios, como el de Maribel Felipe, quien subraya que se trata de «algo incomprensible», pues alguien decide llevar «toda esa basura hasta el monte cuando más fácil es llevarla hasta un punto limpio» y sentencia: «Guarros inconscientes acabando con el planeta».

Nena Luis tampoco esconde su enfado por una acción que refleja un gran desprecio por el entorno natural: «¿Pero esto qué es? Si en el punto limpio lo recogen todo y no tienes que pagar nada. Para estos guarros es más fácil tirarlo, pese a que lo mismo le cuesta llevarlo al punto limpio. El que es guarro es guarro. Es para saber quién es y ponérselo en la puerta».

Pese a la triste imagen que ofrece este acto incívico, la denuncia pública, a través de la red social Facebook, ha encontrado eco en el consistorio y, si se cumple el compromiso municipal, la zona volverá a quedar limpia antes de que acabe la semana.

Fuente: El Día Fotografías cedidas por Noelia Felipe