CC teme que la nueva estructura del Cabildo genere un colapso en materia turística y de planificación

Información insular

El grupo nacionalista Coalición Canaria-PNC en el Cabildo de Tenerife teme que la nueva estructura del Cabildo genere un colapso en materia turística y de planificación en la Isla. El consejero Alberto Bernabé muestra su preocupación por la concentración en una misma área de Turismo, Planificación y Patrimonio Histórico, ya que puede generarse un parón en su actividad.

“No entramos a valorar la capacidad de la persona que esté al frente del área, entre otras cosas, porque no lo conocemos, pero sí sabemos que se tratan de materias muy importantes y con un amplio contenido. Tanto el turismo como la planificación son claves en la economía de la Isla y deben tener un responsable único para que sean atendidas como es debido. De lo contrario, tememos un colapso en asuntos vitales para Tenerife como el turismo, una actividad que facilita el sustento económico diario a muchas familias”.

Alberto Bernabé recuerda que en el mandato anterior estas áreas eran gestionadas por tres consejeros debido a la complejidad y dedicación que requieren. “Estamos hablando de uno de los motores económicos de Tenerife, como es el Turismo y no creemos que una sola persona pueda gestionar esa área junto a la Planificación y el Patrimonio Histórico. El sector turístico no solo merece atención plena y dedicación exclusiva de un consejero, sino que lo necesita para poder afrontar los retos de presente y futuro”.

Bernabé asegura que el actual grupo de gobierno no conoce bien el Cabildo y ha aprobado una estructura con 10 direcciones insulares sin realizar un análisis exhaustivo de las áreas y las materias. “La estructura se aprobó por decreto, y no por el Pleno, y se hizo a la carrera porque el objetivo de Pedro Martín era proteger el sueldo de los tránsfugas Enrique Arriaga y Concepción Rivero, sin importarle otra cosa. Ahora han establecido 10 direcciones insulares y mantienen en una persona toda la responsabilidad de las áreas de Turismo, Planificación y Patrimonio Histórico, algo que va a repercutir negativamente en el sector turístico y, en definitiva, en la ciudadanía, que al final es la que va a sufrir estas decisiones”.