CC remite al Gobierno y a Cabildos propuestas para la protección de las personas mayores y centros sociosanitarios ante el COVID-19

Información regional

Coalición Canaria-PNC ha remitido en la mañana de hoy un nuevo documento con un paquete de medidas y propuestas para la protección de las personas mayores y centros sociosanitarios frente a la crisis generada por el COVID-19.

El secretario general de CC-PNC, José Miguel Barragán, avanzó que este documento será remitido también a todos los cabildos para que las acciones puedan tomarse en todas las instituciones y se garantice la aplicación de las mismas medidas de protección a todos los mayores independientemente de la isla en la que vivan.

Barragán, en su escrito destaca la preocupación de los nacionalistas por la necesidad de reforzar las medidas dirigidas a las personas mayores, así como a sus cuidadoras y profesionales que los atienden, “dada la vulnerabilidad de este grupo poblacional” y, aunque en los documentos preparados por CC-PNC con propuestas de índole sanitaria, social y económica ya se recogían propuestas y acciones dirigidas tanto a la población general, por medio de atención primaria, como a los residentes en los centros sociosanitarios, “consideramos necesario ampliarlas y detallarlas específicamente en su aplicación para el colectivo de más riesgo; los mayores”.

Así, ante los terribles sucesos ocurridos en los centros sociosanitarios en algunas comunidades autónomas, “proponemos un conjunto de medidas de carácter urgente, orientadas a garantizar las condiciones de seguridad de los mayores, prevenir su contaminación y facilitar su atención integral”.  

En este sentido, las propuestas se reparten en tres bloques; Atención domiciliaria, Atención Primaria y atención en los centros sociosanitarios.

En el primero de ellos, Atención en los domicilios, CC propone definir un protocolo de autocuidados que facilite el mantenimiento de las condiciones físicas y cognitivas de las personas mayores ante la situación de confinamiento mantenido así como definir mecanismos de apoyo domiciliario de los mayores en situación más desprotegida, que garanticen el acceso a condiciones mínimas de suministros en función de sus condiciones físicas, cognitivas, económicas o de soporte social.

Los nacionalistas apuntan que estas medidas deberán estar orientadas a facilitar el acceso a los recursos y adaptadas a sus necesidades y, por tanto, deben establecerse horarios específicos de acceso a supermercados, establecimiento de cajas rápidas exclusivas para mayores en aquellos supermercados que cuenten con medios y recursos para hacerlo, servicios a domicilio de entregas de compras de víveres, específicas para mayores, que ahora están suspendidos en muchos comercios o, por ejemplo, entrega de compras o cestas alimentarias a domicilio para personas con bajos recursos, en especial los que en estos momentos se han quedado sin atención en los centros de día, cofinanciado por el usuario en función de sus condiciones económicas.

Asimismo, proponen que se establezca apoyo domiciliario para la limpieza y desinfección para aquellos mayores con más dificultad de movimiento; se forme a los equipos de apoyo domiciliario de los municipios sobre el protocolo a seguir para condiciones de desinfección, protección personal y de los usuarios de los servicios, así como sobre el procedimiento de actuación ante un posible caso y, finalmente, que se considere al personal de los servicios domiciliarios como personal sanitario y sociosanitario, a efecto de realización del test diagnóstico, tal como contempla el protocolo publicado por el Ministerio de Sanidad.

En el ámbito de la Atención Primaria, CC-PNC propone potenciar y sistematizar la atención domiciliaria a mayores, con prioridad a los crónicos, protocolizando criterios de inclusión, tipo de intervención y periodicidad y constituir equipos de atención médica y de enfermería para que realicen atención telefónica (audio y/o vídeo) para una primera atención y establezcan el tratamiento y realicen el seguimiento y evolución de las patologías.

Asimismo, apuntan la necesidad de reforzar los equipos de personal sanitario efectuando, cuando sea preciso, la contratación de personal y de equipamiento que permita la atención eficiente de los pacientes y que se ponga en marcha un servicio de atención telefónica a mayores de 24 horas, habilitando, al menos  en las zonas más pobladas, servicios de atención domiciliaria con vehículos de intervención rápida, que permita mejorar la seguridad y atención de los mayores en sus domicilios, evitando las asistencia a la red asistencial. Y, por supuesto, dotar al personal sanitario de los equipos y material suficientes para facilitar la atención domiciliaria en máximas condiciones de seguridad.

En lo que se refiere a las medidas para los centros socio sanitarios y residencias de mayores, el documento de los nacionalistas recoge hasta ocho propuestas y medias destinadas a garantizar la salud de los mayores así como de sus cuidadores.

Así, CC-PNC propone que se garantice la adaptación, difusión y aplicación del protocolo técnico de las recomendaciones a residencias de mayores y sociosanitarias para el Covid-19 del Ministerio de Sanidad y que se solicite a los centros que tengan desarrollados planes de actuación frente a la infección por el virus, que contemple la formación del personal en el manejo de los equipos de protección, que se establezca un protocolo de actuación frente a la aparición de cuadros respiratorios en trabajadores y residentes; que se coloquen carteles informativos que recuerden las pautas a seguir por trabajadores y usuarios en cada área o que se incluyan los centros sociosanitarios como centros prioritarios en la distribución del material sanitario para garantizar la prevención del contagio, así como el tratamiento y aislamiento de los casos mas leves.

Además, el paquete de medidas también plantea garantizar en cada centro la fijación y señalización adecuada de zonas de aislamiento específicas para atención a los residentes, tanto para los casos positivos como en estudios, con personal y material específico para esta área, con el objetivo de evitar las contaminaciones cruzadas y la realización inmediata de pruebas diagnósticas, tanto a los trabajadores como a los usuarios, con clínica respiratoria compatible, con el objetivo de reducir el contagio en los propios centros. Finalmente, los nacionalistas proponen que se establezcan mecanismos de coordinación telefónica para el apoyo a los centros sociosanitarios, tanto desde el punto de vista de salud pública preventiva, como para la atención a aquellos residentes que puedan haber contraído el virus.