CC-PNC prioriza un “acuerdo con contenidos” a buscar un acto institucional el Día de Canarias

Información regional

Barragán: «No es el momento de jugar con las expectativas y las buenas palabras sino de trasladar certezas y objetivos claros”

El Comité Permanente Nacional de CC-PNC considera que hay que priorizar “un buen acuerdo para Canarias” antes que la celebración de un acto institucional el Día de Canarias, tal y como pretende el Ejecutivo autonómico. Con estos términos se refirió CC-PNC al contenido de la Declaración Institucional del Pacto para la Reactivación social y económica de Canarias remitido por el Gobierno para su firma el próximo 30 de mayo, Día de Canarias, un documento “lleno de generalidades e inconcreciones que no es eso lo que necesita ahora mismo Canarias” y añadió que “no impediremos un gran acuerdo pero advertimos que lo que el Ejecutivo pretende firmar no son más que buenas intenciones”.

El secretario general nacional de CC-PNC, José Miguel Barragán, señaló al término de la reunión del Comité Permanente celebrado en la tarde de ayer, que ahora mismo “no es el momento de jugar con las expectativas y las buenas palabras; es el momento de trasladarle a la ciudadanía certezas, compromisos claros y objetivos alcanzables”. “No es el momento de buscar titulares; es el momento del trabajo serio y de la gestión”. En este sentido, aseguró que la formación nacionalista ve necesario firmar un único documento que recoja tanto una declaración institucional como insiste el Gobierno “como un pacto con compromisos concreto”. “Lo importante ahora mismo”, añadió, “es tener el mejor documento posible, no celebrar un acto institucional que poco aporta si de lo que estamos hablando es de lograr entre todos que esta crisis económica y social tenga el menor impacto posible en Canarias”.

El secretario general nacional de CC-PNC insistió en que es “preocupante” que la firma de la declaración institucional quede en un simple retrato el 30 de mayo, el Día de Canarias sin que se recojan  “medidas concretas ni ficha financiera para afrontar la que será la peor crisis del último siglo” al tiempo que reiteró la firme voluntad de los nacionalistas de seguir apostando por el diálogo y ser parte de un amplio frente político, económico y social para afrontar unidos esta crisis”. “Sin embargo”, agrego, “creemos que el camino que ha elegido el Gobierno no es el más indicado para un desafío tan importante”. “No debemos olvidar”, apuntó, “que el objetivo de este gran acuerdo debe ser el de marcar el rumbo de acción política y social de Canarias los dos próximos años y por lo tanto, no caben improvisaciones y prisas; el documento que se firme debe ser el mejor posible”.

Para Barragán lo más preocupante es que en ese manifiesto no se recoja, con contundencia, “la exigencia al Estado de un tratamiento específico para Canarias que nos ayude a reactivar la economía, generar empleo, proteger a las personas más vulnerables, blindar nuestro sistema sanitario y ofrecer certezas a la comunidad educativa sobre el próximo curso escolar”. “Necesitamos que el Gobierno de España pase de las buenas palabras a las acciones concretas”, apuntó Barragán quien añadió que “queremos para Canarias lo mismo que España exige a la Unión Europea; un trato singular para los territorios más vulnerables”.

El líder nacionalista aseguró que “la responsabilidad de CC-PNC con nuestra tierra nos obliga a estar junto al Gobierno en un momento terriblemente crítico que no admite fisuras” pero, señaló que “no seremos cómplices de su indolencia con el Gobierno del Estado ni de su falta de capacidad de gestión para luchar contra una crisis que amenaza con resquebrajar los pilares de nuestro sistema de bienestar social”.

En este sentido, avanzó que será la organización política la que decidirá en el seno de sus órganos “cuál será nuestra posición de cara al acto convocado por el Gobierno de Canarias para el próximo día 30 de mayo”, pero sí le adelantamos “que el texto que nos ha remitido es totalmente insuficiente si no se incluyen nuevos apartados que sean más firmes y precisos sobre la utilización del 100% del superávit y remanentes del Gobierno y las corporaciones locales; la eliminación de la regla de gasto; la autorización para el endeudamiento de las administraciones públicas; la compensación por la caída de los ingresos del bloque REF; la reclamación del importe íntegro (con los intereses incluidos) de la sentencia correspondiente al convenio de carreteras y, por último, la petición de un plan específico para las islas atendiendo a nuestros indicadores socioeconómicos, tal y como España demanda a Bruselas”.

Asimismo, Barragán mostró también su extrañeza por las prisas del Gobierno de Canarias por firmar “una declaración institucional” y que priorice esa firma a terminar de consensuar un gran pacto entre fuerzas políticas y agentes sociales y que, para ello, incluso cambie las reglas del juego en la última recta del proceso de diálogo abierto”.

El líder nacionalista, que remitirá al presidente Torres una carta trasladándole su malestar, opiniones y propuestas de mejora para el contenido tanto de ese manifiesto como del pacto entregado por el Gobierno, recordó que CC-PNC “ha actuado con lealtad desde el inicio de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus y hemos compartido con el Gobierno de Canarias, desde el minuto uno, aquellas medidas que creíamos más oportunas para hacer frente a la crisis sanitaria y a la posterior crisis económica” y pese a que la mayoría de las propuestas nacionalistas, recabadas tras un trabajo intenso de reuniones con colectivos y agentes sociales, “no han sido asumidas por el Ejecutivo hemos mantenido siempre abierta la puerta del diálogo con el presidente de Canarias”.

Para CC-PNC “el acuerdo es posible, pero para ello lo más acertado es seguir el guion que acordamos, es decir, la convocatoria de una nueva reunión individual con cada uno de los grupos y un encuentro final con todos los participantes para tratar de alcanzar el máximo consenso”.