AUP-Sí se puede insiste en pedir la retirada del nombre de Primo de Rivera de una calle del casco de San Juan de la Rambla

San Juan de la Rambla

Asamblea Unificada del Pueblo (AUP)-Sí se puede insiste en pedir la retirada del nombre de José Antonio Primo de Rivera de la avenida del casco de San Juan de la Rambla. La organización ecosocialista requiere al gobierno municipal del PSOE que cumpla con las obligaciones establecidas por la Ley de Memoria Histórica.

El portavoz de AUP-Sí se puede en el Ayuntamiento, Juan Siverio, recuerda que su grupo presentó en diciembre de 2016 una moción para ejecutar este cambio de nombre que exige la ley; entonces, la decisión del pleno fue constituir una comisión con la ciudadanía residente en esa calle, para que gestionaran el cambio de nombre, con la excusa de que el cambio de las direcciones de correos podría afectar a varias empresas y, en general, a todas las personas que viven en esa vía.

“Esa comisión se reunió una sola vez, ya denunciamos en su momento que fue a espaldas del resto del pleno, ni siquiera AUP-Sí se puede, como promotor de la iniciativa, tampoco fue invitado a participar –explica Siverio–. No ha habido más seguimiento de comisión de vecinos, por lo que entendemos que el gobierno municipal no ha hecho ningún esfuerzo para dar cumplimiento a la ley y más bien echa balones fuera”.

El portavoz de AUP-Sí se puede recuerda que “en diciembre de 2016 presentamos esta moción porque, a pesar de que el partido del grupo de gobierno, el PSOE, ya se había planteado la iniciativa años atrás, decidieron dejarlo de lado porque entonces se creó mucho revuelo y prefirieron eludir afrontar situaciones difíciles ante el vecindario, algo que nos parece intolerable en cuanto el cumplimiento de la ley, pero mucho más aún cuando esa actitud timorata viene del partido que promovió el impulso de la Memoria Histórica como un conjunto de acciones de justicia reparadora tan necesaria en nuestra sociedad”.

La moción impulsada por AUP-Sí se puede plantea que no se mantenga el nombre de la Avenida de José Antonio, “al hacer referencia a un personaje histórico que se encuentra fuera de los valores democráticos, constitucionales y del estado de derecho actuales”, y que este nombre se sustituya por otro consensuado con la ciudadanía de San Juan de la Rambla. En este sentido, el grupo político municipal ya denunció el carácter restringido de la comisión vecinal convocada una sola vez, en la que participaron exclusivamente personas residentes en la citada calle, “una actuación que tampoco se puede admitir, menos aun cuando el grupo de gobierno presume de haber creado el reglamento de participación ciudadana y lo incumple sistemáticamente, como en esta ocasión”, ha dicho Siverio.

El objetivo de la organización política va más allá: que se analice el resto de símbolos de corte pre-constitucional que se encontraran en lugares públicos de la villa, por si procediera aplicar la citada Ley de Memoria Histórica en otros casos similares al de la Avenida José Antonio. La organización ecosocialista es partidaria de “salvaguardar la memoria y reparar en la medida de lo posible los daños ocasionados” por el régimen no constitucional anterior al actual sistema democrático, aunque se trate de una reparación simbólica.